jueves, 24 de noviembre de 2016

Desarrolla tu inteligencia emocional


Actualmente la inteligencia emocional es conocida como una capacidad humana, el concepto ya fue desarrollado en 1920 por el que se cree que fue el precursor en la definición y el estudio de este tipo de inteligencia.

Edward Thorndike la definió como la habilidad para comprender y dirigir a las personas tanto mayores como pequeñas, además de actuar de forma inteligente en las relaciones humanas. Debido a que es un concepto actual, no hay que obviar que ha sido objeto de estudio a lo largo de la evolución humana.

En resumidas palabras la inteligencia emocional mejora las relaciones humanas de manera que auto gestionando los sentimientos podamos vivir en una sociedad justa y virtuosa.Puesto que es un concepto abstracto es importante tener en cuenta qué habilidades puedes tener en cuenta para gestionar tus emociones. De hecho, las habilidades son puramente mentales y te convertirán en una persona emocionalmente inteligente, ayudándote a crecer y madurar como ser humano. Obviamente esto es posible siempre y cuando la actitud y lossentimientos son positivos.

En caso contrario el camino para desarrollar las emociones empieza por cambiar hacia una mentalidad más positiva y optimista.Existen 6 estados mentales necesarios y elementales para una buena autogestión de las emociones. Controlando de forma eficiente estos estados te convertirás en una persona que puede ofrecer mayores prestaciones profesionales, objetivo por el cual se define la inteligencia emocional.


  • Control de impulsos: Es muy fácil dejarse llevar por los impulsos y los estímulos que recibimos del exterior. Cuando eso suceda párate a pensar si vale la pena dejarse llevar por algo que a corto o largo plazo nos puede perjudicar.
  • Autoconciencia: Debes tener una voluntad férrea a la hora de analizar y actuar delante de un problema que te pone la vida, tomar conciencia de los peligros que acechan en un mundo competitivo es básico para crecer.
  • Automotivación: Aspecto fundamental para llegar a cumplir tus objetivos, si no estás motivado debes encontrar la fuente o el camino para encontrarte bien contigo mismo. Debes dejarte ayudar por personas que sean positivas y te ayuden en tu proceso, solo no lo conseguirás.
  • Confianza: Tener fe en tus propias habilidades, ten en cuenta que todas las personas tienen un don, es necesario saber explotarlo de forma eficiente y que ni nada ni nadie te detenga en tu camino hacia la virtud.
  • Entusiasmo: También conocido como ilusión o ganas de llegar donde te propongas, una vez encontrados los estímulos y lleno de confianza, el entusiasmo te ayudará a no bajar los brazos. Continuar adelante en los momentos difíciles es lo que hace madurar a las personas.
  • Empatía: Ten en cuenta que en este mundo no existes tu solo, al igual que hay infinidad de personas, hay infinidad de personalidades. Es importante saber ponerte en la piel de los demás y lo que puedan sentir con una acción tuya. Desarrollando la empatía allanarás las relaciones humanas que te envuelven y serás una persona más querida, valorada y rica.
Compartir en: