sábado, 11 de marzo de 2017

Entiende la jerga médica y preocúpate solo si es necesario


Muchas veces vamos al médico por una dolencia, nos hacen análisis, pruebas y al dar el diagnostico, no entendemos nada, quedamos peor de lo que llegamos, usan palabras que no conocemos y muchas veces solo logran asustarnos, entiende la jerga médica y así solo preocúpate si es realmente necesario.

Los médicos generalmente hablan con tecnicismos, muchas veces conscientemente utilizan términos para distraer al paciente, en otros casos simplemente por su falta de tiempo, explican con sus términos sin detenerse a traducir el significado de su diagnóstico, y el paciente por miedo a parecer ignorante, deja de preguntar y exigir que se le diga en un lenguaje de calle ¿qué es lo que tiene?

El origen del lenguaje medico es griego, por eso muchas de las palabras usan el latín y si a eso se le agrega el extranjerismo que se adapta continuamente, es imposible para muchos que no son expertos en la materia, entender lo que se le está diciendo.

Generalmente para el paciente, escuchar esos términos desconocidos, le genera una alarma, por eso dejo aquí una pequeña lista de palabras utilizadas por los médicos que puede ayudarte a entender y no preocuparte a menos que sea necesario, te hablaré de los términos utilizados en caso de análisis.

Si el resultado dice:
No satisfactorio: No se examinaron suficientes células, debería repetirse el análisis.
Reactivo benigno: puede indicar que existe alguna infección, debe aplicarse tratamiento y repetir el examen en un plazo no mayor de 3 meses.
Células atípicas: las células presentan un cambio, pero no son necesariamente cancerígenas. Debe repetirse la prueba en 3 meses, si el resultado no es normal, puede necesitarse una biopsia.
Examen macroscópico: se analiza las características físicas de la muestra.
NSOFP: No se observaron formas parasitarias.
Albumina en la orina: cuando los riñones están sanos, no dejan pasar albumina a la sangre, cuando se encuentra en un examen concentración anormal de albumina, se repite el análisis y si el resultado es igual se procede a dar tratamiento, la concentración de albumina si es superior a 30 comienza a ser anormal.


Compartir en: